09 Jan

Reglas, ¿cómo gestionar el dolor?

¿Cantas el mismo refrán persistente al principio de cada ciclo menstrual?  "¿Pero por qué tengo unas reglas dolorosas?" ¿Desde tus primeras reglas? Y cuando pensamos que estos dolores de vientre van a durar hasta la menopausia, nos decimos que es realmente el momento de encontrar soluciones eficaces. En este artículo encontrarás diferentes remedios naturales para aliviar los dolores menstruales conocidos con el nombre de dismenorreas.  ¡Elige la que mejor corresponde a tu modo de vida!

¿Por qué las menstruaciones provocan calambres dolorosos?

Los dolores en la parte baja del vientre se deben a las contracciones uterinas necesarias para la evacuación del endometrio. Esta mucosa cubre las paredes del útero y tiene el rol de acoger un embrión. En caso de ausencia de fecundación, se vuelve inútil y se despega. A muchas mujeres, este proceso hormonal les causa dolores de cabeza, cansancio, náuseas, vómitos y, por supuesto, dolores que pueden extenderse hasta la parte baja de la espalda.

Soluciones contra las reglas dolorosas

Estos remedios naturales van a aliviar tus dolores sin utilizar medicamentos. Así evitarás posibles efectos secundarios.

1. Mantenerse activa

Ponerse en movimiento permite una mejor circulación sanguínea, lo que calmará todos los dolores de tu cuerpo, incluidos los que están relacionados con tus reglas. Practica actividades físicas suaves como caminar, el yoga, estiramientos, etc. Además, hacer funcionar tus músculos te permitirá reducir tu estrés. Este detalle es importante ya que el estrés tienen tendencia a acentuar los dolores menstruales. 

2. Adaptar tu dieta

Durante las reglas, algunas mujeres tienen tendencia a compensar su "malestar" con un consumo exagerado de azúcar. ¡Es un error! La consecuencia es una sobreproducción de prostaglandinas pro-inflamatorias, las moléculas responsables de las contracciones uterinas. La carne roja y el café producen el mismo efecto. Es mejor privilegiar alimentos ricos en omega 3 que tienen propiedades anti-inflamatorias: pescados grasos, marisco, aceites vegetales (linaza, cáñamo), aguacate y algunas hortalizas de hoja (espinaca, lechuga).

3. Utilizar plantas medicinales

Una infusión hidratará tu organismo al tiempo que alivia tu bajo vientre. Puedes hacer infusiones de varias plantas como la valeriana, la salvia o la milenrama y beber este remedio durante todo el día.

Los aceites esenciales también pueden ser eficaces en aplicación externa. Añade 2 gotas de aceite esencial de lavanda o de estragón en un poco de aceite vegetal y aplica esta mezcla en la zona dolorida. Masajea bien para favorizar la penetración de los principios activos.

4. Calentarse

El calor ayuda a atenuar el dolor rápida y eficazmente ya que facilita la circulación de la sangre en las zonas expuestas. Darte un buen baño caliente si tienes la suerte de quedarte en casa es una solución agradable y relajante que, por desgracia, no puede durar todo el día. Sin embargo, puedes aplicar una manta eléctrica en tu vientre tanto tiempo como quieras. Incluso puedes llevarla contigo fácilmente si tienes que viajar. 

No pases por alto una posible endometriosis

Si no encuentras nada que alivie tus dolores, consulta a un ginecólogo. Puede que tengas endometriosis, una enfermedad crónica poco conocida y mal diagnosticada. Oficialmente afecta a entre el 5 y el 20% de las mujeres. Pero es difícil conocer la extensión del problema ya que a veces los síntomas pueden pasar desapercibidos o ser ignorados.