13 Apr

Regla y medicina alternativa

¿Estás harta de tomar paracetamol cada vez que te llega la regla? O, adepta desde hace poco a las bragas menstruales, ¿tienes ganas de estar más a la escucha de tu cuerpo y mimarlo con tratamientos más naturales? Buenas noticias: hay muchas medicinas alternativas que pueden ayudarte a vivir mejor tus reglas y las molestias que vienen con ellas. Descubrámoslas juntas...

La homeopatía para aliviar los diversos dolores ligados a la regla

Ya de niñas adorábamos esos gránulos azucarados que se fundían bajo la lengua cuando mamá nos daba árnica después de una pequeña caída. Pero lo que no sabíamos, es que cuando fuéramos adultas, ¡la homeopatía también podría ayudarnos a olvidar los efectos desagradables de nuestra menstruación! Dolores de espalda, sudores fríos o incluso vértigos... ¡hay un remedio homeopático para todo!

Lo ideal sería consultar un médico especializado en homeopatía para hallar la raíz del problema de manera precisa. Así, obtendrás mejores resultados que tomando 200 gránulos diferentes elegidos por ti misma de manera más o menos aproximativa.

La fitoterapia para los dolores clásicos en el bajo viente

La fitoterapia consiste en curarse con plantas. Y si la señora naturaleza ha tenido la extrema amabilidad de darte unas reglas dolorosas todos los meses durante 40 años, al menos ha tenido la decencia de darte también las plantas necesarias para aliviar estos dolores.

La menta, la camomila o el eneldo se pueden consumir en forma de cápsula, de tintura o incluso de tisana, y ha sido científicamente probado que estas últimas son más eficaces si se beben bajo una manta, con una galleta y delante de Netflix.

Para un tratamiento de choque, también puedes optar por los aceites esenciales. Si bien no corres ningún riesgo al beber unas tisanas (excepto unas ganas tan imperiosas de hacer pipí que te sacarán de la cama), el uso de tinturas o aceites esenciales puede ser más delicado. Así que es preferible dirigirse a un especialista en la materia, como, por ejemplo, un médico naturópata.

La acupuntura para reequilibrar la energía en el cuerpo

La idea de verse con el cuerpo cubierto de agujas sin poder moverse no es, a priori, muy agradable. Sin embargo, dos estudios que datan de 2013 y 2014 has demostrado que la acupuntura tiene un efecto benéfico real sobre los síntomas de la dismenorrea (p. ej. los dolores menstruales) ¡Incluso han puesto en evidencia que esta práctica era más eficaz que tomar antiinflamatorios no esteroideos (como el ibuprofeno)!

Si nos volvemos adictas y celosas de nuestro cactus, podemos incluso reservar una sesión antes del comienzo de la menstruación, en pleno síndrome premenstrual. De hecho, el estudio de 2013 ha demostrado que esta medicina china era particularmente eficaz durante este periodo del ciclo.

El shiatsu para relajar su útero y el resto del cuerpo

Esta práctica de origen japonés consiste en aplicar una presión en los puntos de acupuntura, pero sin utilizar agujas: se estimulan estos puntos con los dedos o incluso con los codos. Un verdadero momento de relajación, este masaje nipón también es la ocasión para reequilibrar las energías del cuerpo que pueden circular más libremente. Así que, esta técnica se utiliza para solucionar diversos problemas de salud, de entre los cuales, los famosos dolores uterinos. El shiatsu presenta una ventaja considerable con respecto a la acupuntura: podrás reproducir los gestos efectuados por el practicante en casa (no, no podemos autoclavarnos agujas en el cuerpo, ¡vaya!)

La hipnosis para gestionar los dolores menstruales de otra forma

La hipnosis, está guay cuando Messmer la utiliza para hacer hacer tonterías a celebridades en un plató de televisión, o cuando el guapo Simon Baker la utiliza para resolver crímenes en El mentalista. Es un poco menos divertido cuando un practicante que no se parece a Simon Baker la utiliza para aliviar dolores en la vida real, pero, de todas formas, ¡está genial poder librarse de sus dismenorreas!

El principio es el siguiente: el practicante procede al reacondicionamiento del cerebro gracias a su poder de sugestión, para que este reaccione de manera menos violenta frente al sufrimiento.

Así que, aquí tienes algunas pistas para vivir tus reglas más serenamente. Si nada de todo esto funciona, no dudes en abusar de nuestro método alternativo favorito: los besos mágicos y el chocolate.