12 Apr

Mis reglas son irregulares durante el confinamiento, ¿es normal?

Durante el confinamiento, ¿ves tu ciclo menstrual completamente alterado? ¡No te preocupes, no eres la única!

Desde el 15 de marzo de 2020, España está en confinamiento nacional para intentar encauzar la pandemia de coronavirus.

Quien dice confinamiento y pandemia dice estrés, shock, preocupación por su vida y la de sus seres queridos, preguntas sobre nuestro futuro individual y colectivo ...

Y para algunas, ciclo menstrual totalmente trastornado.

Retraso de la regla durante el confinamiento relacionado con el coronavirus

Durante varios días ha habido artículos y testimonios en Internet que indican que muchas mujeres ven sus periodos alterados durante este confinamiento.

Desde la pandemia, vuestras reglas son:

  • 60% Como de costumbre
  • 24% Alteradas
  • 16% Han desaparecido por completo

A algunas mujeres se les ha retrasado su regla, otras notan que sus dolores menstruales han disminuido o aumentado.

Y yo misma, si estoy escribiendo este artículo en este momento, ¡es porque veo mi ciclo alterado y he pasado unos días preocupándome por eso!

También he recibido este fin de semana el testimonio de una mujer de 26 años, ella también preocupada por las alteraciones de su ciclo:

“Aquí estamos a mediados de marzo, nos anuncian que España está confinada.

En ese momento, mi regla había comenzado el día anterior; estoy súper contenta de tenerla ahora y no más tarde, una vez que el confinamiento esté bien instalado, mi paciencia agotada y mis nervios a flor de piel.

¡Pasan los días, no hay sangrado, pero en cuanto a síntomas, estoy servida! Me duelen mucho los senos, tengo mucha más fiebre de lo habitual y un tránsito alterado.

Pero después de 5-6 días, todo pasa y estoy contenta de ver desaparecer los síntomas.

Excepto que... el dolor en mis senos continúa y se intensifica. Comienzo a tener altibajos: paso de un estado neutral a un deseo de quejarme en un abrir y cerrar de ojos, luego a un estado neutral nuevamente y esto 10 veces al día.

Durará unos días, cuando de repente: ¡sangre!

No lo vi venir. Es domingo 26 de marzo. Mi periodo normalmente terminaba el fin de semana anterior. Entonces, ¿por qué?

Comienzo a hacerme 1000 preguntas, considerar los escenarios catastróficos (con hormonas alteradas, es una locura lo buena guionista que puedo ser).

En el momento de escribir esto, mi periodo aún no ha terminado. Tengo la impresión de que se prolongará un poco más de lo esperado. Gracias al confinamiento.

Creo que subestimé el estrés provocado por todos estos cambios y que probablemente no me haya escuchado lo suficiente. Tal vez mi cuerpo quiere decirme algo.

Me dejo unos días más. Si la situación persiste, intentaré encontrar un médico o ginecólogo para una video consulta.

No quiero alarmarme (ni potencialmente alarmar a las personas que me leen y se encuentran en la misma situación que yo), pero después de un tiempo, siempre es bueno llamar a los que saben, solo para asegurarse de que no hay nada grave.

Mientras tanto, me resigno. Estoy estableciendo una rutina, alterno el teletrabajo y las ocupaciones personales. Intento relajarme, mimarme.

¡Sobre todo, me tranquiliza saber que no soy la única!»

 

¿Por qué tus reglas se alteran con el confinamiento?

Si ya has descartado el riesgo de embarazo de las causas de tu retraso o alteración de tu ciclo, ¡respira profundamente y dale tiempo a tu cuerpo para asimilar todos estos choques emocionales a los que estás expuesta!

Le pregunté a mi ginecólogo cuáles podrían ser las causas de un retraso:

“Hay que diferenciar dos cosas: un simple retraso de unos pocos días o semanas, y lo que se llama una amenorrea secundaria, es decir, la ausencia de reglas durante más de 3 meses.

Las causas de un retraso pueden ser múltiples:

  • Cambio de anticonceptivo, interrupción de la píldora
  • Estrés, viajes, cansancio intenso, actividad física inusual, shock emocional
  • Aumento o pérdida de peso significativo
  • Ovulación más tarde de lo habitual o no se produce ovulación (sin razón particular)

En caso de amenorrea secundaria, se debe consultar a un médico para una evaluación clínica y biológica. Puede no ser grave, pero también puede ser indicativo de una enfermedad subyacente."

Durante este periodo de confinamiento en particular, mi ginecólogo insiste firmemente en no correr riesgos:

“De hecho, una situación estresante (como estar confinado y preocupado por uno mismo/las personas cercanas/el mundo) puede alterar el ciclo menstrual: periodos más cercanos o, por el contrario, más espaciados entre ellos, o incluso ausencia total de reglas por un tiempo.

El ciclo puede verse alterado por el confinamiento; en la gran mayoría de los casos no es grave.

Pero si hay un retraso, un sangrado inusual o dolores cuando la regla debía llegar, ¡es imprescindible hacerse un test de embarazo!

Si es positivo, ¡debes consultar las emergencias ginecológicas que permanecen abiertas las 24 horas del día los 7 días de la semana!

Si notas unos dolores significativos e inusuales, ¡no debes dudar en acudir a las emergencias ginecológicas más cercanas!”

Y tú, ¿tu ciclo menstrual se ha visto alterado durante este confinamiento?