10 Dec

¿Cómo reducir sus desechos durante las reglas?

Las alternativas ecológicas a las protecciones higiénicas desechables.

Hoy en día, cada vez somos más los que somos sensibles al futuro de nuestro hermoso planeta y vemos nacer iniciativas “cero desechos" en todas las esferas de nuestra vida: productos alimenticios y de limpieza a granel, cosméticos caseros, ropa reciclada,...Así que nuestras reglas no podían escaparse.

¿Sabes que una mujer utiliza aproximadamente entre 10 y 15 000 productos menstruales durante su vida (compresas, tampones y embalajes juntos)? y que cada año se tiran más de 45 mil millones de compresas en el mundo? De hecho, se estima que hacen falta unos 500 años para que una compresa se degrade, igual que una botella de plástico. Esto hace que la industria de las protecciones higiénicas sea una de las más contaminantes del mundo (sin contar los productos químicos y a menudo tóxicos que encontramos en ellas...).  

Entonces, ¿y si cambiamos las cosas reduciendo nuestros desechos incluso durante nuestras reglas? ya seas más de tampón o de compresa, existen alternativas adaptadas a cada una.    

¿Prefieres tampón?

Si prefieres tampón, aquí tienes las opciones que se te ofrecen:

1. El tampón biodegradable

Para hacer una transición tranquila, el tampón bio se parece mucho a su primo, el tampón clásico. Sin embargo, no utiliza las mezclas de materiales naturales y sintéticos habituales, sino que se compone al 100% de algodón ecológico. Lo encontramos fácilmente en las tiendas bio y como es biodegradable, se deteriora en 1 a 5 meses. Así que después de cada utilización puedes meterlo en abono de tu jardín en lugar de tirarlo a la basura. 

2. La copa menstrual

La copa es una protección higiénica que funciona de la misma forma que un tampón, es decir, se coloca en la vagina y retiene el flujo menstrual.  Los intereses de la copa son varios:

- Puedes tener solo una y conservarla durante 5 a 10 años, lo que supone un gran ahorro.

- No perturba la flora vaginal.  Al contrario que los tampones absorbentes, la copa sirve como un receptáculo de sangre y no absorbe nuestras bacterias buenas necesarias para nuestro equilibrio. 

- Como todas somos diferentes, puedes elegir la talla según seas una mujer joven o una mujer que ya ha tenido hijos.

Una vez se le ha pillado el truco para colocarla y quitarla, la copa es una excelente alternativa de cero desecho.

¿O prefieres compresa?

Si prefieres las compresas, aquí tienes las opciones que se te ofrecen:

1. La compresa lavable

A menudo fabricada en algodón, la compresa lavable se pega a las bragas. Esta protección lavable es fácil de utilizar y no contiene ningún producto químico alergénico y tóxico. Así que no hay riesgos de picores no deseadas como podía ocurrir con tus antiguas compresas desechables. Además, una gran ventaja, puedes reutilizarlas infinitamente (¡o al menos hasta que se degraden!).  

2. Las bragas menstruales o bragas para las reglas

Aquí, no podría ser más sencillo y es lo que preferimos. Solo hay que ponerse sus bragas menstruales para estar protegida hasta 12 horas. Casi idénticas a unas bragas clásicas, muy finas, ni siquiera notarás que tienes tus reglas. ¿Mágico? no, simplemente han sido fabricadas con materiales ultra-innovadores que absorben tu flujo como una compresa pero sin los inconvenientes (fugas, sensación de humedad, olores, etc.).

¡Eficaces, cómodas y ecológicas, las bragas menstruales lo tienen todo para complacerte!

 Y si nada de esto te conviene, ¡siempre puedes experimentar el flujo instintivo libre que consiste en controlar tu flujo!